Nuevo Coronavirus de 2019

Nomenclatura del coronavirus

El 11 de febrero del 2020, la Organización Mundial de la Salud anunció el nombre oficial de la enfermedad causada por el nuevo brote de coronavirus en 2019, COVID-19. El Comité Internacional de Taxonomía de los Virus designó al virus SARS-CoV-2.

¿Qué es el coronavirus?

Según la Organización Mundial de la Salud[i], los coronavirus (CoV) son una familia grande de virus que causan enfermedades que van desde un resfriado hasta otras más graves, tales como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (SROM) y el síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV).

¿Qué es el nuevo coronavirus de 2019?

El nuevo coronavirus de 2019, conocido anteriormente como 2019-nCoV y, actualmente, como SARS-CoV-2, es una nueva cepa de coronavirus que fue identificada por primera vez durante la investigación de un brote en Wuhan, China. Es importante destacar que la facilidad con la que el virus se propaga entre las personas puede variar. Algunos virus son altamente contagiosos, mientras otros lo son mucho menos. Se están llevando a cabo investigaciones para tener una mayor comprensión acerca de la transmisibilidad, la gravedad y otras características asociadas con el nuevo coronavirus, pero se contagia entre personas[ii].

Conozca los síntomas del nuevo coronavirus

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), los pacientes cuya infección ha sido confirmada dijeron que padecían enfermedades respiratorias leves o graves y síntomas como los siguientes:

• Fiebre
• Tos
• Dificultad para respirar


Los CDC ahora creen que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición. Esta afirmación se basa en lo observado previamente sobre el periodo de incubación de los virus que provocan el SROM. [iii]

¿Cómo se propaga el coronavirus?

Los CDC afirman[iv] que los virus se transmiten principalmente entre personas de la siguiente forma:

• Entre personas que están en contacto directo a una distancia de alrededor de 2 m.
• A través de las partículas de respiración que una persona infectada libera cuando tose o estornuda.


Estas partículas pueden depositarse en la boca o la nariz de las personas que se encuentran cerca o penetrar en los pulmones al respirar.

•  Las personas pueden contagiarse de COVID-19 al tocar un objeto o una superficie infectada por el virus y luego tocarse los ojos, la boca o la nariz, pero esta no se considera la vía principal de trasmisión del virus.
El virus que causa el COVID-19 parece trasmitirse con facilidad y resistencia en la comunidad (“propagación comunitaria”) de algunas áreas geográficas infectadas. Queda mucho por descubrir sobre la transmisibilidad, la gravedad y las otras características asociadas con el nuevo coronavirus y se están realizando investigaciones.


¿Cómo protegerse del coronavirus?

La mejor manera de protegerse es evitar la exposición al virus. Los CDC siempre recomiendan[i] adoptar medidas preventivas simples y cotidianas para evitar el contagio de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:

•  Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos, en particular después de estar en espacios públicos, soplarse la nariz, toser o estornudar. Si no tiene agua y jabón al alcance de la mano, use un desinfectante para manos a base de alcohol.
•  Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos.
Cubre boca y nariz con un tapaboca de tela cuando estés cerca de otros.
•  Evitar el contacto cercano con personas enfermas. Aumente la distancia entre usted y las otras personas si el COVID-19 se está propagando en su comunidad.
•  Quedarse a casa si está enfermo y salir solamente para recibir atención médica.
•  Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar o con el interior del codo. Tirar el pañuelo a la basura.
•  Limpiar y desinfectar a diario los objetos y las superficies que toca con frecuencia, como mesas, manijas, interruptores de luz, mesadas, mangos, palancas o asas, escritorios, teléfonos, teclados, aseos, grifos y lavamanos.


Como ocurre con todas las enfermedades infecciosas, una buena higiene es fundamental para controlar la propagación. Sin embargo, la recomendación más importante en materia de salud pública es que, si presenta síntomas del coronavirus, informe al centro de salud más cercano. Llame a su proveedor de asistencia sanitaria antes de ir en persona y dígales si ha viajado y qué síntomas presenta. Le darán instrucciones sobre cómo recibir atención médica sin exponer a otras personas a la enfermedad. Visite el sitio web de los CDC para más información sobre qué hacer si está enfermo.

Uso indebido de desinfectantes

Debido a la reciente especulación y actividad en redes sociales, RB (los fabricantes de Lysol y Dettol) han sido consultados respecto a si la administración interna de desinfectantes sería apropiada para investigación o uso como tratamiento por coronavirus (SARS-Cov-2).

Siendo líderes globales en productos de salud e higiene, tenemos que ser claros en que nuestros productos desinfectantes no deben ser administrados dentro del cuerpo humano (a través de inyecciones, ingestión o cualquier otra vía) en ninguna circunstancia. Todos nuestros productos desinfectantes y de higiene solo deben ser utilizados según lo previsto y de acuerdo con las pautas de uso. Por favor, lea las etiquetas y la información de seguridad.

Tenemos una responsabilidad con los consumidores de proveerles acceso a información precisa y actualizada, según lo aconsejado por los principales expertos en salud pública. Para este y otros hechos, visite Covid-19facts.com.


¿Lysol mata el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2)?

La EPA ha establecido una lista de desinfectantes (Lista N) que reúnen los requisitos de uso contra el SARS-CoV-2, que causa el COVID-19. Los siguientes productos Lysol cumplen con la política de patógenos virales emergentes de la EPA o han demostrado ser útiles contra el coronavirus en humanos.